¿Eran el rey David y Jonatán amantes?

Rate this item
(0 votes)
07 Mar 17
Written by Will Graham Read 316 times
Published in Magazín GOSPEL

Recientemente algunos teólogos (o mejor dicho, incredulogos) han propuesto que el rey David, un varón conforme al corazón de Dios, y el hijo del rey Saúl, Jonatán, eran homosexuales.

¿Eran el rey David y Jonatán amantes? Una explicación de 2 Samuel 1:26.

Hay una respuesta corta y una respuesta larga.

La respuesta corta es: ¡No!

La respuesta larga es: ¡No, no, no, no, no, no, no, no, no, y NO!

¿Por qué hacen semejante aseveración? Por una cita de David registrada en 2 Samuel 1:26, la cual se lee, “Angustia tengo por ti, hermano mío Jonatán, que me fuiste muy dulce. Más maravilloso fue tu amor que el amor de las mujeres”.

Donde el texto sagrado nos habla de la fraternidad santa y noble entre dos siervos eminentes del Señor, pero los pseudo-eruditos e hipersexualizados del siglo XXI no ven nada sino una relación homoerótica y acaso ¿homosexual? La respuesta es de nuevo contundente: ¡NO!

¿Acaso ya no nos advirtió el apóstol: “Todas las cosas son puras para los puros; mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas” (Tito 1:15)?

David ve a Jonatán como un querido “hermano” en el Señor y estimó su presencia como algo bien “dulce”. Todos los que hemos nacido de nuevo sabemos lo que es disfrutar de la comunión con otros hermanos en la fe.

Hay pocas cosas más hermosas en esta vida. Prefiero antes conversar con un varón de Dios acerca de las cosas del Evangelio que estar en la presencia de algún futbolista o actor famoso. Me encanta pasar tiempo con mis hermanos en la fe.

¿Significa esto que soy gay? ¡Desde luego que no!

Luego resalta David que, “más maravilloso fue tu amor que el amor de las mujeres”. Habla de amor, no de lujuria ni de concupiscencia.

La misma clase de fidelidad celosa que caracteriza a una esposa amorosa se vio ejemplificada en el amor de Jonatán, el cual estuvo dispuesto a dar su vida por amor a David, su amigo.

Es precisamente este tipo de amor que el Señor Jesús quiso observar en sus seguidores: “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos” (Juan 15:13).

Jesús mismo dio su vida en amor por nosotros. ¿Quiere decir esto que Cristo sea gay? ¡De ninguna manera! El verdadero amor se niega a sí mismo para que otra persona salga beneficiada.

Y fue ese amor el que David experimentó por medio de la vida de Jonatán. Bíblicamente hablando, sabemos que el amor verdadero detesta el pecado. Explica Pablo en 1 Corintios 13:6 que el amor “no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad”.

Si es así, ¿cómo podía el amor entre David y Jonatán ser homosexual? Otro factor importante que los dudólogos actuales pasan por alto es el hecho de que David se deleitaba en la Ley del Señor.

Un par de ejemplos bastan. Escribió el rey de Israel que, “La Ley del Señor es perfecta, que convierte el alma” (Salmo 19:7) y que, “El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón” (Salmo 40:8).

La Ley que David tanto amaba estipulaba: “Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos, sobre ellos será su sangre” (Levítico 20:13).

Y de nuevo, “No te echarás con varón como con mujer, es abominación” (Levítico 18:22). ¿Cómo podría David gozarse en los estatutos del Señor si esa misma Ley que tanto amaba condenada su amor erótico por Jonatán? En fin, la teoría de que David y Jonatán fuesen amantes es un auténtico disparate.

¡Así que no hagamos más caso a esa corrupta idea! Dios nos dé esta misma clase de amor puro y santo por todos nuestros hermanos y hermanas nacidos de nuevo. Que sigamos el ejemplo de David y Jonatán.

Last modified on Miércoles, 08 Marzo 2017 00:06

Calendario

« July 2017 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Comentarios